Acaba de finalizar el taller de Andrés Neuman en Mallaui, Ciutadella. Aún parece que se oiga su voz sin aristas, el fluir de su discurso, o sea el discurrir. El lugar no podía ser mejor para combinar las sesiones de trabajo con los cortos paseos hasta las playas de Cala’n Turqueta y Es Talaier, en el suroeste de esta isla cuyos límites encierran tantos caminos. Un grupo de inquietudes compartiendo mesa, jardín y luna, que se fue llenando hasta regalarnos un baño crepuscular para sentir y dejar de pensar. Aquí el álbum de fotos de estos cuatro días.

(https://www.flickr.com/photos/142486918@N07/albums/72157673834274278)